La bombilla que funciona sin red eléctrica

Un brasileño inventa una bombilla que funciona sin red eléctrica


La ya conocida como "bombilla de los pobres" tiene un mecanismo sencillo al alcance de cualquiera, y no necesita materiales sofisticados para ponerla en marcha.


Tan sólo hace falta una botella de plástico de dos litros llena de agua a la que se añade algo de lejía para preservarla de las algas. La botella se coloca en un agujero del tejado y se ajusta con resina de poliéster.

Alfredo Moser desarrolló su particular bombilla en el año 2002 para paliar los continuos apagones que sufría su ciudad y que le dejaban sin luz cuando más la necesitaba.
Bombilla
“Es una luz divina. Dios hizo el sol para todos y su luz es para todos" asegura Moserm quien además resalta su facilidad de uso y su poco coste "Te cuesta un céntimo y es imposible electrocutarse”.
Este brasileño no espera hacerse rico con su invento, sólo aspira a compartirlo con quien más lo necesita "“Conozco a un hombre que instaló las botellas y en un mes había ahorrado lo suficiente como para comprar bienes básicos para su hijo recién nacido”.
En función de las horas y la intensidad del sol, la potencia de estas bombillas artesanales oscila entre los 40 y los 60 vatios, lo suficiente como para iluminar zonas a las que no llega la luz eléctrica o no pueden permitirsela, como ocurre en el 25% de los hogares filipinos, que han adoptado el invento.
India, Bangladesh, Fiji o Tanzania son tan sólo algunos de los lugares en los que "la bombilla de los pobres" está consiguiendo iluminar lo que antes era sólo oscuridad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Encuentra las mejores gangas, en Cobo Calleja

Ejercicios de risoterapia para hacer en grupo