Ayudas para cuidadores de personas dependientes

¿Eres cuidador principal y necesitas que también te cuiden un poco? 

¿Quieres ayudar a el cuidador principal de la familia y no sabes cómo?


En la mayoría de las familias con personas dependientes es una única persona la que asume la mayor parte de la responsabilidad de los cuidados. ¡Es importante que cuidemos a los cuidadores!

Actualmente podemos encontrar centros especializados y asociaciones donde desarrollar actividades como personas cuidadoras y así poder contribuir al desarrollo personal, satisfacción y bienestar de las personas en la experiencia del cuidado.

-¿Qué papel desempeña un cuidador?
Las tareas y actividades de la personas cuidadoras son múltiples, exigen tiempo y energía, no siempre son cómodas o agradables, son incluso desagradecidas, y como generalmente no se han previsto, la persona cuidadora no siempre está preparada con antelación para el cuidado ni para afrontar la diversidad de situaciones que los cuidados conllevan y que hace que cada experiencia de cuidado sea única y distinta a las demás por diversas razones: personales, de parentesco, relación anterior de la persona cuidadora con la persona cuidada, tipo y grado de dependencia y hasta por el motivo por el que se cuida (altruismo, reciprocidad, gratitud y estima, sentimientos de culpa, censuras, aprobación social, interés). 

Fuente: GUÍA DE ATENCIÓN A LAS PERSONAS CUIDADORAS (Principado de Asturias).


- ¿Qué efectos tiene cuidar de una persona dependiente?
Existe evidencia contrastada de que cuidar a una persona dependiente supone con frecuencia una notable fuente de estrés que puede llegar a afectar, y de hecho afecta, de manera importante a la vida del cuidador. No es de extrañar que, dada la alta dedicación que exige el cuidado de una persona dependiente, los cuidadores sientan, por el hecho de serlo, afectados todos los demás ámbitos de su vida cotidiana.

Un 85% de los cuidadores sienten que la ayuda prestada incide negativamente en su vida cotidiana, y ese sentimiento se acrecienta a medida que aumenta la edad del cuidador.

Además de ver mermado su tiempo libre y las actividades de ocio, de ver restringida su vida social, de tener dificultades en la vida familiar y laboral, ven alterada su propia salud. Los cuidadores presentan problemas de salud tanto físicos como emocionales o psicológicos, los cuales, aun pudiendo afectar a todos los familiares de la persona mayor dependiente, se hacen especialmente acusados en el cuidador principal.Fuente: El apoyo a los cuidadores de familiares mayores dependientes en el hogar. (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales)


-¿Cómo ayudar a una persona cuidadora?
En la actualidad podemos encontrar diferentes tipos de apoyo para las personas cuidadoras, dependiendo de las necesidades personales de la persona que las solicita.

1) APOYO FORMAL: Supliendo temporalmente las funciones de los cuidadores informales. Los llamados “servicios de respiro” como Centros de día, servicio de ayuda a domicilio o estancias temporales en residencia.
  • Respiro Familiar del Ayuntamiento de Madrid: Es un programa social que se desarrolla en algunos Centros de Día y Residencias a través de un conjunto de actividades durante los fines de semana (sábado y domingo), en régimen diurno no residencial. El importe para el año 2016, será con independencia de los ingresos económicos del solicitante. Para realizar los trámites online entra aquí.
  • Trámites para el reconocimiento de la situación de dependencia en la Comunidad de Madrid
  • La App de Dependencia del Imserso para dispositivos móviles: En la que se incluyen testimonios, más de 60 vídeos con consejos técnicos que tienen como destinatarios a los cuidadores no profesionales, información sobre servicios y prestaciones y sobre el proceso de solicitud y tramitación de los mismos ante los correspondientes Órganos Gestores.
  • Portal de dependencia del Ministerio de Sanidad 
  • Oficina de Información de la Dependencia (Teléfono 012)

2) PROGRAMAS EDUCATIVOS PARA CUIDADORES: Son cursos destinados a proporcionar información sobre la enfermedad, sus consecuencias y el manejo de los problemas, aprendiendo a desempeñar el papel de cuidador de forma progresiva. Suelen durar de unas 6 a 10 semanas. Se puede asistir de forma voluntaria, suelen ser organizados por la administración o bien, por parte de asociaciones de enfermos y familiares.

- Recursos online que pueden servir de gran ayuda:

- Talleres presenciales en la Comunidad de Madrid 2016:

3) GRUPOS DE AYUDA MUTUA: Son lugares de encuentro, donde se sienten comprendidos, escuchados y apoyados. En los grupos conectan con otras personas con problemas e intereses comunes, tratando de crear empatía entre los distintos participantes, para que así se tenga la posibilidad de discutir las dificultades, aciertos y sentimientos respecto al cuidado del ser querido.

4) AYUDA PSICOTERAPÉUTICA Y COUNSELING: El terapeuta habitualmente ayuda al cuidador a ser consciente de su situación, a reestructurar los pensamientos que mantienen conductas problemáticas en el cuidador, se les ayuda a desarrollar habilidades de solución de problemas, a organizar el tiempo, así como a llevar a cabo, en la medida de lo posible, actividades gratificantes. Fuente: El apoyo a los cuidadores de familiares mayores dependientes en el hogar. (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Encuentra las mejores gangas, en Cobo Calleja

Ejercicios de risoterapia para hacer en grupo