20 trucos para comer bien y barato cuando viajas al extranjero

¿Vas a realizar un viaje y el país al que vas es muy caro?

¿Tienes un presupuesto ajustado?

¡Quieres comer bien, probar los mejores platos y gastar poco!

La alimentación es uno de los puntos fuertes a tener en cuenta cuando viajamos, pero nos solemos olvidar y pensamos... ya comeré lo que sea.

Estimar cuanto vamos a gastar en el vuelo, hospedaje, souvenirs, transporte y otros menesteres puede calcularse fácilmente, pero la comida es un aspecto bastante variable si no se planea con antelación el gasto. Buscar un equilibrio entre ahorro y calidad es lo óptimo para disfrutar del viaje. 

Los mejores sitios para comer barato en el extranjero son:

  • 1) Comer en universidades, escuelas y residencias de estudiantes: Los foros y páginas de universidades son un lugar de encuentro de estudiantes residentes en ciudad; estos son los mejor informados de las ofertas en cualquier ciudad donde querías viajar. 
"Infórmate previamente si sirven comida solo para estudiantes. Es posible que en algunos te pidan acreditación y en otros simplemente pasan del tema."


  • 2) Comprar en supermercados cercanos al hotel y zonas a visitar: Google Maps es una herramienta imprescindible para organizar viajes, con la opción de Street View nos hacemos una idea perfecta. Localizar los supermercados próximos a la zona de alojamiento y lugares de visita nos servirá de gran ayuda durante todo el viaje. Además, buscar las cadena de supermercados más barata del país será un gran hallazgo si tenemos una de sus tiendas cerca. 
"Antes de empezar a hacer turismo, acércate al supermercado y compra el almuerzo. A la vuelta, en los mercados próximos, puedes comprar unas ensaladas frescas para cenar y unos zumos para el desayuno."


"Si viajas a Lisboa traduce todo a portugués cuando busques en Internet y así encontrarás los mejores sitios locales"


  • 4) Reservar alojamiento en hostales con cocina equipada: Hay pensiones y hostales que disponen de cocina incluida en el precio para poder cocinar, con utensilios para preparar tu propia comida. En general, la mayoría cuenta con nevera en la que te permiten dejar la comida, por lo que conservarla no tiene por qué ser un problema. 
"Si viajas a ciudades como París, Londres o Amsterdam con precios muy elevados, ahorrarás bastante dinero cocinado en el apartamento".

  • 5) Comer en albergues juveniles: Muchos albergues disponen de cocina y comedor donde poder tomar algo. Si el lugar es de gran capacidad la cocina suele ser bastante grande con menú diarios, bocadillos, hamburguesas y entrantes para picar algo. Lo habitual es que el desayuno esté incluido con el alojamiento. Los precios son más económicos que en los restaurantes de la calle. 
"Los albergues son nuestros sitios favoritos, los desayunos buffets son espectaculares. No echaras de menos el hotel"

  • 6) Comprar en tiendas de comida casera para llevar: Es difícil encontrar este tipo de establecimientos, aunque en los sitios de oficinas siempre suele haber más de uno. Si encuentras algún local de este tipo, podrás disfrutar de la comida autóctona por muy poco dinero. En la página Yelp encontrarás servicios de comida para llevar por precios. 
"Los mejores restaurantes de comida a domicilio en Berlín los encontramos en tripadvisor"

  • 7) Descargar apps de compartir plato: Es una aplicación para compartir tu platos especiales de cocina con gente del vecindario. Está disponible en casi todos los países europeos, con lo cual solo tendrás que descargar la aplicación y ver que plato del día ofrecen tus vecinos. Compartoplato.es es una de las mejores páginas, además disponible en varios países. Si deseas conocer más aplicaciones entra en cómo ganar dinero con los sobras de la comida.
"Un plato de rica Lasaña por 3 euros en el centro de la ciudad de Utrech, no se encuentra todos los días"
  • 8) Comer en restaurante self service: Los restaurantes o locales sin servicio de camareros por norma general suelen ser más económicos. Normalmente tienen un precio cerrado por plato o menú. 

  • 9) Descargar aplicaciones con ofertas en comida para llevar: Puedes encontrar restaurantes que ofrecen comida a domicilio a tu alrededor, consultar su carta, leer opiniones de clientes y hacer el pedido eligiendo tu forma preferida de pago. Es una ventaja, así no te perderás buscando el hotel por toda la ciudad. Deliveroo es un servicio que se encarga de entrega de comida a domicilio en Londres. 
"Si estás durmiendo en un hotel, no realices tu pedido en la entrada, sino no podrás subirlo a la habitación"

  • 10) Reservar hostales con desayuno incluido: En su forma abreviada B & B, es un establecimiento hotelero que ofrece precios moderados. Este tipo de alojamiento suele ser frecuentado por turistas que desean viajar de forma económica y permanecer poco tiempo en un lugar. Suelen ser en su mayoría hostales y albergues con desayuno incluido tipo buffet. 
"Siempre que reserves habitación con desayuno mira bien las fotos y asegura que el desayuno sea de calidad, compara el precio del mismo por uno igual en un bar local"

  • 11) Consultar los horarios antes de viajar: La organización diaria de los españoles es bastante rara en relación a otros países. Consulta los horarios y por unos días acomódate a ellos, esta será la mejor manera de encontrar precios especiales y evitar sorpresas como "la cocina cerrada". 
"Tenemos amigos en Holanda y ellos consideran el desayuno como una de las comidas fuertes del día. Entre las 12:00 y la 13:00 almuerzan para quitar un poco el hambre." 
  • 12) Alquilar un apartamento con cocina: Siempre será la opción más sana y barata, cocinar en casa comprando en supermercados la comida. Si además, puedes hacerte con cupones descuento para supermercados te ahorrarás bastante dinero. Airbnb es el mejor sitio para reservar alojamientos de anfitriones locales, está en más de 191 países.

  • 13) Buscar locales "fast food" con comida sana: Esta es la comida más económica, pero después de varios días frecuentando estos establecidos se acaba con mal de estómago y volviendo con varios kilos de más a casa. Por ello, para aprovechar estas cadenas, es aconsejable mirar la carta a ver si existen ensaladas y productos de dieta entre sus alimentos. 
"La ensalada Cesar con pollo crujiente del Burguer King es exquisita y bastante grande"  

  • 14) Localizar los mercados y mercadillos de la ciudad: En todas las ciudades es fácil encontrar mercados de abastos y mercadillos semanales. Una manera de pasear, visitar la ciudad y comprar buena comida, es frecuentar alguno de estos mercados. En ciudades como Praga están de moda los mercados de producto local desde hace años, son muy populares porque ofrecen verdura, fruta fresca y productos de panaderos o artesanos locales. 
"En Inglaterra la comida callejera está en auge y la oferta es inmensa, puedes encontrar puestos de comida en cualquier esquina"


  • 15) Aprovechar el menú del día: El menú del día es siempre un precio cerrado que normalmente incluye pan, bebida y postre. Los mejores sitios para comer menú son residencias, lugares de oficinas, hospitales, albergues... en definitiva comedores frecuentados por las mismas personas diariamente. 
"Es la mejor manera de comer bien y asegurarte que pagas lo que has pensado, sin añadir más complementos a la cuenta"

  • 16) Rechazar los entrantes: En muchos restaurantes te suelen poner entrantes y aperitivos por defecto, no son gratis y se pagan, a veces muy caros. 
"Si no quieres pagar más de la cuenta, rechaza todo lo que pongan sin haberlo pedido o pregunta el precio antes"
  • 17) Consultar las ofertas Happy Hours: La hora feliz, también conocida por la expresión inglesa happy hour, es una estrategia de marketing por parte de algunos bares, pubs y discotecas de varios países del mundo, en el que se ofrecen bebidas durante momentos concretos a un precio más barato. Una buena idea es consultar si hay locales don ofertas de este tipo cerca de nuestro alojamiento. 
"Visitando Holanda nos alojamos en la cadena Stayokay, con oferta Happy Hour 2x1 de 9:30 a 11:30 p.m"
  • 18) Recordar que siempre es más barato comer que cenar. 
  • 19) Evita los sitios turísticos: Los puntos principales de interés turístico suelen tener precios desorbitados. Si nos alejamos un poco del centro y buscamos lugares frecuentados por nativos, mejorara la calidad y el precio. 
  • 20) Preparar conservas al vacío: Una de las ventajas de viajar en tren es que no hay tantas restricciones a la hora de preparar el equipaje. Por ello, para ahorrar en los primeros días de Interrail, tanto dinero como tiempo, envasar nuestros embutidos y comidas favoritas para utilizar durante el viaje será una gran solución para ahorrar. Algunas comidas en conserva que podemos llevar son:
    • Embutidos envasados al vacio 
    • Leche en polvo 
    • Café soluble 
    • Barritas energéticas 
    • Yatekomo (se puede calentar con agua caliente del grifo) 
    • Latas de comida preparada 
    • Alimentos precocinados 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Encuentra las mejores gangas, en Cobo Calleja

Ejercicios de risoterapia para hacer en grupo