Aprender a meditar para principiantes

¿Quieres aprender a meditar y no sabes por donde empezar?

A la mayoría de las personas nos resulta difícil mantener nuestra atención mucho tiempo mientras que realizamos meditación.


La mente tiende a vagar, aparecen pensamientos y preocupaciones en la cabeza, te distrae un sonido, una voz, un objeto, de manera que no siempre resulta fácil mantener la mente centrada.


Sin embargo, el simple hecho de entrenar y disciplinar la mente aprendiendo a mantener la atención centrada y focalizada, aporta muchos beneficios, como ha podido comprobarse en los numerosos estudios realizados. Además, sin controlas tu atención controlarás tu mente, en vez de dejar que ella te controle a ti.

Como en Cero es Infinito no somos expertos en la materia y estamos aprendiendo poco a poco a meditar, os presentamos un artículo sobre la meditación, su práctica y beneficios para el ser humano, además de pautas para meditar de forma adecuada.


Esperemos que os sirva de tanta ayuda como a nosotros.


- Beneficios de la meditación: Practicar la meditación hace que te sientas más optimista, aumenta tu empatía, mejora tu capacidad cognitiva (memoria, atención, concentración, rendimiento académico), mejora tu autocontrol y tu autoestima, reduce el estrés, aumenta la salud física, reduce la ansiedad, la depresión, el dolor de cabeza y el dolor en general, te sientes más positivo y tolerante con los demás, te sientes más relajado pero con la mente más despierta. En definitiva, sientes una mayor serenidad y bienestar.

- Cómo meditar: Empieza sentándote en una posición en la que tu espalda esté derecha. Mantén los ojos abiertos y la mirada al frente. Si los cierras no necesariamente vas a meditar mejor, pero sí es probable que te entre sueño o te duermas. Meditar no significa quedarse amodorrado sino que requiere estar alerta.

El siguiente paso consiste en centrar tu atención en un objeto concreto. Puede ser un objeto del exterior, como una pequeña pelota que sitúes frente a ti, una vela, una figura, un anillo, etc. Procura que sea un objeto sencillo, o bien céntrate en un solo aspecto de un objeto más complejo, como el color de los ojos de una figura. Tu objetivo será mantener tu mente centrada en ese objeto de manera continuada. O bien puede ser algo interno, como tu propia respiración. No se trata de que la controles, sino tan solo de observar cómo tu cuerpo respira por sí solo.

Lo habitual es que en tu mente aparezcan pensamientos con cierta frecuencia. Cada vez que eso suceda, deja pasar el pensamiento y vuelve a centrar tu atención en el objeto o respiración sin preocuparte demasiado por lo que aparezca en tu mente. Deja que tus contenidos mentales aparezcan y desaparezcan, sin juzgar, tan solo vuelve tu atención a tu respiración u objeto todas las veces que sean necesarias.

Al principio verás que tu mente deambula de un lado a otro y no paran de surgir ideas, imágenes, recuerdos, etc. Sin embargo, con la práctica te irá resultando cada vez más fácil centrar tu atención e irá surgiendo menos "ruido" en tu mente. De hecho, si eres capaz de centrar tu atención durante 5 minutos ya podrás considerarte un gran meditador, aunque lo más probable es que al principio no dures más que unos segundos. Sin embargo, eso no debe importarte. Vuelve a centrar tu atención cada vez que la pierdas.

Al principio, puede ser preferible practicar durante periodos cortos, como cinco minutos, para ir aumentando el tiempo progresivamente. Ten en cuenta que conforme aprendas a centrar tu atención durante más tiempo, esos cinco minutos parecerán un instante, y será un instante en el que tu mente ha estado completamente limpia, descansando y en paz, libre del constante ajetreo estresante que suele haber.


- Recursos para aprender a meditar: Es fácil encontrar recursos para aprender el arte de la meditación, últimamente está de moda e Internet es uno de los focos principales donde se comparte contenido sobre la materia. Nosotros utilizamos YouTube, que con sus múltiples canales de meditaciones guiadas para dormir, concentrarse, estudiar, soltar emociones... nos ayudan a aprender de forma autodidacta diariamente y sobre todo conseguir entrar en estado meditativo.

  • Canales mindfulness en YouTube: El mindfulness consiste en prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, aceptándolos, es decir, sin juzgar si son correctos o no. La atención se enfoca en lo que se percibe, sin dar pie a rumiación, definida esta última como la preocupación excesiva por los problemas y sus posibles causas y consecuencias, en vez de estar dirigida a buscar soluciones.  

  • Meditaciones en grupo: Cuando meditas en grupo las sensaciones son diferentes a cuando meditas sólo. El grupo ayuda a los procesos personales de cada uno. La energía grupal es mucho más potente que la que pueda tener cada individuo. Generalmente las meditaciones en grupo suelen ser más intensas. Los beneficios de meditar en grupo son palpables desde el primer día.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Encuentra las mejores gangas, en Cobo Calleja

Ejercicios de risoterapia para hacer en grupo